fbpx

La moda sostenible nace como respuesta al fast fashion y el low cost. Los consumidores de moda rápida compran ropa cada vez con más frecuencia y con menos duración.

Por lo que tiene que ser ética para la sociedad y ecológica para el medio ambiente siguiendo las directrices de la economía verde y la economía circular. 

Mientras que la ropa tarda décadas en descomponerse en un vertedero y puede terminar en el mar en forma de microplásticos en caso de tejidos sintéticos.

La 'moda rápida', se basa en la fabricación barata, el consumo frecuente y el uso de prendas de corta duración. En concreto, este sector produce más de 92 millones de toneladas de desechos y consume 1,5 billones de toneladas de agua al año. 

El promedio de tiempo que se usa una prenda de ropa antes de ser desechada ha disminuido en un 36% comparado a hace 15 años.

Kirsi Niinimäki, investigadora de Moda de la Universidad Aalto de Espoo (Finlandia) afirma: 

"Necesitamos una nueva comprensión de todo el sistema sobre cómo hacer la transición hacia un moda sostenible, que requiere creatividad y colaboración entre diseñadores y fabricantes, diversas partes interesadas".

 "Los consumidores, también tienen un papel crucial en cambiar sus hábitos y estar listos para pagar precios más altos que asuman el impacto ambiental de la moda" Fuente

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra Newsletter y no te pierdas ni una!